Header Ads

ad

La doncella de las moscas....


Erase una vez, en un reino cercano a Dinamarca donde abundan los pantanos corruptos por el hedor de hongos venenosos un reino llamado Riventhord. En el vivia mucha gente, que con rasgos netamente europeos vivia su libertad al tener un rey que divertia a todo el mundo por su buen humor y su placida paciencia con quienes le servian.

Sin embargo, el rey tenia solo una hija y por eso la protegia contra todo y contra todos. Debia de ser ella una reina sola. Asi el la queria. Independiente y libre de esa cosa dolorosa, por la cual una vez el sufrio. Esa cosa horrible y peliaguda llamada Amor.

Asi fue como la niña fue creciendo libre de amigos, de compañeros de juegos y de novios. Jamas los conocio y si bien es cierto se crio para ser la mejor de las reinas, nunca fue capaz de ver mas all de las necesidades fisicas de su pueblo.

Cuando el rey murio, ella asumio el trono y todo marcho bien al principio...

La habian educado bien. En las buenas costumbres. En la moralidad y la honestidad.

No estaba enamorada y sin embargo fue presionada por el resto de reinos a comprometerse para que su linaje continuara.

Ella recordaba el dolor de su padre y los consejos q este le dio acerca del amor. Se sintio sola ahora que el no estaba, presionada confundida. Y asi sola tomo un bote para pensar en sus problemas y en que hacer en el lago.

Y empezo a cavilar y seria seria iba mostrando el rostro, que cenizo pronto se volvio. Sin darse cuenta como telarañas de la vida todas esas emociones encontradas de no querer casarse y sin embargo querer conocer el amor fueron trayendo consigo moscas que en el lago se reunian. Y una a una fueron posandose en el rostro, cubriendole completamente la vision.

Al parecer no las veia ni las sentia. Estaba muy confundida por esas eociones jamas experimentadas y poco a poco Amateris diosa de la confusion fue llevandola dentro de las profundidades de su lago, pues ese era el lago de la confusion, en el que sin saberlo la princesa habia entrado.

La vieron pasar en un bote sola campesinas de la zona y lo que vieron les lleno de tanto.... tanto dolor. Era como si un fantasma lleno de pena hubiese salido del lago y regresase ahora a el.... Como si el tiempo se hubiese puesto en pausa para dejarla vivir el dolor. Para dejarla dejar de creer en la felicidad, en la verdad, en la realidd. Y esas moscas en el rostro. Esas moscas que no la dejaban ver estaban ahi porque ella asi lo queria. Porque ella habia decidido eso.

Jamas se le volvio a ver y aun asi desde ese momento "La doncella de las moscas" llega a visitar a cuanta persona llora, sufre, y muere de amor. Se sienta junto a ella y clama por el amor que nunca experimento.

No hay comentarios.