Header Ads

ad

[Crítica] Thomas Noone Dance en el Festival Danza Nueva 2010

Siempre es interesante tener la oportunidad de ver la capacidad técnica de una compañía que es capaz de interpretar no solo el trabajo de su director sino de acoplarse a un nuevo mensaje y a una nueva estética cuando se invita a otro coreografo a dirigir una pieza.

La Thomas Noone Dance Cia. presentó dos piezas durante el último Danza Nueva: Tort, un trabajo de danza del director y The Chaos Quartet, una pieza de los holandeses Guy Weisman y Roni Haver.

La propuesta escénica y la corporalidad en ambas es diametralmente distinta. Mientras que en Tort, los bailarines usan la física del cuerpo como engranaje de dúos, tríos y coros que se van estructurando y diseñando en el espacio; The Chaos Quartet explora en la experiencia sintomática de la soledad, las parejas que nunca llegan a encontrarse. Los vacíos que se forman a pesar de estar en grupo. Todas estas escenas lejanas de un lenguaje efectista teatral y mas bien muy ligadas a un lenguaje provocador y muy personal delineado por los coreógrafos.

Bueno ver en escena el minimalismo contemporáneo europeo capaz de crear escenas sobrepuestas con el uso de cuadros de luz cenitales que se van cerrando para dar paso a una nueva secuencia. Malísimo encontrar tanta ignorancia en parte del público que a pesar de escuchar dos veces que deben de apagar celulares antes del inicio de la función son lo suficientemente estúpidos de contestar el teléfono durante el espectáculo.

Muy buen trabajo el de la compañía española.

¿Ya sabes qué se viene las siguientes semanas? Entérate del cronograma de aquí.

No hay comentarios.