Header Ads

ad

Kazuo Ohno, uno de los fundadores de la danza Butoh fallece a los 103 años


La danza Butoh, tan oscura como invasiva, ha llegado como un fantasma al Perú. Como una aparición.

En mis recuerdos solo encuentro al grupo Shizuku de Japón y a la bailarina Yumiko Yoshioka, invitados ambis por Danza Tupac a Lima para presentar trabajos ligados a esas experiencias sensoriales que en los 50's llevaron los ojos del mundo al Japón: la danza Butoh.

Para quienes no han visto nunca un espectáculo de danza butoh (ciertamente yo no puedo asegurar que haya visto una pieza originalmente creada en las rigurosas técnicas de esta forma de movimiento japonés), hay un trabajo emblematico precisamente de Kazuo Ohno que no deben dejar de ver: "The Dead Sea" (El Mar Muerto), una pieza gloriosa que bajo la música de ese instrumento que al menos a mí me conmueve tanto (shamisen) permite descifrar el misterio del dolor físico, la purificación y el paso del tiempo.



Kazuo Ohno, fue después de Tatsumi Hijikata, uno de los primeros bastiones de la resurreción contemporánea de tradiciones japonesas olvidadas, basadas en la memoria, los orígenes y el yo interno. La concepción del movimiento que viene de dentro, del dolor - es importante precisar que el butoh aparece tan solo unos años después de los aún latentes horrores de la II Guerra Mundial-, fue revolucionario para la época y de hecho hoy en día aún lo es.

Ohno, murió el último martes 1 de junio de una falla respiratoria. Tenía 103 años. Bailó hasta que literalmente no pudo moverse, usando su espalda como timón y sus brazos y piernas con artrosis para conmover al público. Dicen quienes le han visto que tenía esa virtud tan efímera del bailarín de capturar aún con solo mover los dedos.

No voy a dar cátedra sobre la danza butoh porque es un estilo que desconozco. Pero como toda danza es tan sencillo amarla y admirarla por lo que es.

El Kazuo Ohno Dance Studio en Japón, continuará su trabajo de creación y de archivo bajo la dirección de su hijo, el también bailarín Yoshito Ohno, compañero inseparable de una aventura que duró 103 años.

Aquí el obituario de The NY Times, como siempre, pertinente.

Iré colgando más videos e información de Kazuo Ohno en nuestro Tumblr. Si aún no lo visitaste aquí está. http://lacasaquebaila.tumblr.com/

No hay comentarios.