Header Ads

ad

CRÍTICA: "BOCHORNO", el regreso de Mirella Carbone como coreógrafa

"BOCHORNO" es el nombre que toma este nuevo espectaculo de danza teatro que regresa a Mirella Carbone a la dirección.   Un espectáculo en el que participan la belga Lieve Delanoy, Magaly Bolivar, Lorna Ortiz, la propia Carbone, Tatiana Vizcarra, Silvia Agreda, Ana Cecilia Chung y Miquel de la Rocha.

El proyecto que ha pasado por varios nombres, siendo el primero "Pata de gallo", resultó ganador del concurso Iberescena del 2009 y reafirma a la coreógrafa, como una de las más importantes creadoras del Perú.

Talento no le falta. Y es que "Bochorno",  aunque lejos de ser su obra más brillante, logra conmover por su autenticidad, palabra que muchos artistas performers aún no logran comprender en su totalidad.

Una sala de operaciones nos estremece con el destino que finalmente tendrá una anciana, una impecable Lieve Delanoy, cuyo look fantasmagórico la convierte de primer encuentro con el espectador en todo un personaje. La voz que guía el montaje es la de Magali Bolivar, quien se impone en escena con textos que cobran más fuerza aún que la ya dada por su creadora Claudia Sacha. Mientras tanto, las jóvenes bailarinas Ana Chung, Silvia Agreda y Tatiana Vizcarra ponen lo suyo: juventud y agilidad, una contraparte visual efectista a nivel físico pero necesaria para que el mensaje llegue más fácil a la audiencia.


Las transformaciones en BOCHORNO se van sucediendo una y otra vez, al punto que el personaje principal cobra nuevos matices y nuevos rostros. De un noticiario se pasa a una fiesta de cumpleaños, de una sala de operaciones se va a una feria donde comprar los placeres de la juventud esta a un solo tiro de distancia. El bisturí es un arma de doble filo que atenta entonces contra la vejez y contra lo natural, la sabiduría.

El resultado final?, una momia capaz de ocultar el paso del tiempo al resto pero que inexorablemente se sujeta a los "bochornos" de la edad.

Palmas aparte a la selección musical por su buen gusto (común en la directora) y a Wicho García, creador de algunos de los temas de la obra. A nivel movimiento el espectáculo cumple sin llegar a impresionar (los coros aún sucios restan a algunas imágenes). No hace falta. Ver a Mirella bailar la escena final es cautivador. 

Las funciones de BOCHORNO van hasta el 10 de octubre de jueves a lunes en el Teatro de la Alianza Francesa de Lima (Av. Arequipa 4595, Miraflores) a las 8 p.m. Entradas a la venta en teleticket de Wong y Metro y en la boletería del teatro.

3 comentarios

Anónimo dijo...

habra q verla...

Anónimo dijo...

Fui a la última función, y no quede satisfecho, los textos eran muy redundantes, la imagen y acción bastan por sí solas en muchas escenas. El final fue un tanto grotesco, pudo haberse trabajado mejor. Hay imagenes poco convincentes, como la mujer de pelo blanco corriendo tras los tacos.
No hay q caer en el cliche sobre un tema, hay q darle mas vueltas y buscar una reflexión más leída. El arte precisa de pulcritud no solo en el oficio mismo, sino en la inteligencia de sus contenidos y puntos de vista.
De todas maneras, es un trabajo q merece reconocimiento por su esfuerzo y creatividad.

Ajrin dijo...

I have gone through content of blog and is good and must be shareable though. I appreciate to writer, you did great work.