Header Ads

ad

El "corazón normal" de Larry Kramer

"Descubrieron la cura tres meses después de que enfermé", así habla la Dra. Emma Brookner sobre la polio, una enfermedad que la dejó con graves secuelas, entre ellas minusválida y capaz solo de movilizarse en una silla motorizada. Emma, es uno de los personajes de "Corazón normal" (The normal heart), un texto de Larry Kramer que ha sido llevado al escenario con gran acierto por Juan Carlos Fisher y que es interpretado por una de mis actrices dramáticas favoritas, la fantástica Sofía Rocha.

Con un elenco que no falla, ni siquiera en el caso de Christian Rivero, que hace su debut en las tablas con esta obra estrenada en Nueva York en 1985 y cuyos personajes han sido interpretados por grandes estrellas de Broadway como Richard Dreyffus y Martin Sheen, "Corazón normal" hace un recorrido por los primeros años de una terrible enfermedad (VIH/SIDA) que ha empezado a atacar a hombres homosexuales y se extiende rápidamente. Todo esto a través de los ojos de personajes tan memorables como la ya mencionada Dra. Brookner (basado en Linda Laubenstein), Ned Weeks y Felix Turner.

 Este post sería una forma poco estridente y seguramente más que irrelevante de pedirles que vayan a ver la obra. El trabajo de prensa publicitaria La Plaza lo maneja más que bien. Ciertamente mi propósito es lejano. Jamás le pediría a alguien que vaya a "ver" arte. Para eso esta el PS3, los sábados en la noche, las comedias por San Valentín, incluso tienen Facebook. No les pido que vayan a ver la obra. Si la van simplemente a "ver" perderían tiempo, dinero y energías. Déjense conmover.

Cuando visité Argentina hace unos años, me robaron todo lo que tenía. Me quedé literalmente sin tarjetas de crédito, sin dinero en efectivo y muy solo. Caminando encontre un hostel que me recibió con los brazos abiertos. Al contarle cómo me había sucedido a María (ese era el nombre de la dueña) me miró directo a los ojos y me dijo: "Tengo 49 años y hoy regresé del doctor. Tengo Sida." Me quedé mudo."Cariño, te estoy contando esto porque sé que probablemente no te voy a volver a ver. Y porque tengo dos hijos de tu edad en Mendoza a los que no tengo idea de cómo les voy a contar esto."

La abracé fuerte y nos pusimos a llorar.

Ella tuvo razón. No he vuelto a saber de ella. Me encantaría imaginarla bien. Quizás en Mendoza, viviendo cerca a sus hijos. O regando tulipanes (en unas de nuestras conversaciones nocturnas me contó que quería cultivar tulipanes cuando fuese mucho más vieja). Pero la verdad es que no se más de ella. Una buena mujer, que me ayudó cuando no tenía un sol en el bolsillo y que me preparó el más rico pan con huevo que he comido en mi vida.

Me gusta pensar que la obra de Larry Kramer no es sobre la enfermedad aunque ineludiblemente esta tenga que ser el hilo conductor de todo el texto. Para mí, Kramer va mucho más allá de los inicios de una enfermedad que ha tocado de manera tan dramática a la sociedad, él mismo siendo portador de VIH es capaz de ver más allá de lo evidente. A veces un corazón normal es ese que uno toca con amor y al que no le importa luchar, pues muchas veces un corazón normal es un corazón valiente.

"Corazón normal" se presenta de jueves a martes a las 8 p.m. en el teatro La Plaza de Larcomar.

Bonus track: Me pareció escuchar en alguno de los apagones de escena esta canción de Lykke Li, "Tonight"... Stay put and play along, 'cause I'm looking for my friend...




No hay comentarios.